Las chicas de Miguel Caraballo han disputado el primer partido oficial de la temporada ante el Balonmano Madridejos. El Pabellón Nuevo Manzanares se vistió de gala este domingo para recibir el primer encuentro liguero. Con una gran entrada, se podía respirar en el ambiente las ganas de balonmano femenino.

El choque transcurrió con total normalidad. Desde el minuto uno, las azulonas se pusieron por delante en el marcador y dominaron el partido con soltura. Se pudo ver sobre la cancha un equipo prometedor, con muy buena sintonía y con un gran juego debido a la intensidad. La diferencia entre ambos equipos fue notable en todo momento. Pese a ello, las juveniles manzanareñas estuvieron a la altura y regalaron espectáculo a todos los asistentes al pabellón.

La próxima jornada ha sido aplazada al día 1 de octubre, por lo que las juveniles no volverán a jugar hasta dentro de dos semanas. Su siguiente rival será Soliss BM Pozuelo y se disputará el partido en el Pabellón Las Espartanas de Pozuelo de Calatrava.