La estación de penitencia de la Dolorosa de Manzanares contará de nuevo con internos de los centros penitenciarios de Alcázar de San Juan y Herrera de La Mancha en esta Semana Santa. Así lo ha comunicado su hermano mayor, Jesús Manuel Fernández-Pacheco, quien se ha mostrado muy contento de que, después de tres años (en 2019 la lluvia les impidió salir) todo vuelva a la normalidad y todos los manzanareños y visitantes puedan disfrutar de esta reincorporación, “es muy vistoso, primero salen los internos portando a hombros el Cristo de Herrera con nuestras túnicas, es un acontecimiento digno de ver”, comenta.

En concreto, la procesión de la Dolorosa sale cada Jueves Santo por la tarde, y este año encabezarán dicho recorrido un total de 18 presos, 6 de Alcázar y 12 de Herrera, que sacarán a hombros el Cristo de Herrera, (que permanece durante todo el año en el centro penitenciario) de más de 3 metros de largo. Son internos, como bien refiere el hermano mayor, que gozan del 2º y 3º grado con permiso de salida tanto por Instituciones Penitencias como por capellanía de las cárceles.