Envidia sana es quizá la que tienen varios colectivos de la provincia a los Amigos del Patio de Comedias de Torralba de Calatrava. Una asociación cultural tremendamente activa que en sólo 7 años registra 300 socios, no sólo de la localidad; y un abanico de actividades culturales de primer nivel, inimaginables para una localidad de 3.000 habitantes. A la cabeza de la misma, Marian Murcia y María Teresa González, presidenta y coordinadora de actividades respectivamente, junto con un grupo de personas que constituyen la junta directiva muy implicado para dar lo mejor de la actividad cultural en toda su extensión a su pueblo. Gracias a su ambición, agenda y tesón, la buena cultura y la dramaturgia rural son posibles.

“No sólo llevamos buena cultura a los pueblos, sino que ponemos en valor a las gentes del medio rural”

Pregunta.- ¿Cuándo surgió la Asociación Cultural Amigos del Patio de Comedias de Torralba de Calatrava y con qué fines?
Respuesta.-
La Asociación se constituyó en 2016, seis años después de la inauguración del Patio de Comedias, y su objetivo fundamental era y es promover las actividades culturales y el teatro, promocionando nuestro maravilloso espacio escénico. Tenemos la mirada puesta en dinamizar la cultura de Torralba durante todo el año, no sólo en verano con el Festival de Teatro y Títeres organizado por el Ayuntamiento, que también, pues programamos algunas actividades en paralelo. Otros fines de la asociación son la colaboración entre entidades con el ánimo de fomentar la cultura en los pueblos.


P.- ¿Quiénes formáis parte de la Asociación?
R.-
Principalmente gente que tiene pasión por la cultura. En concreto, Antonio Laguna y yo, Marian Murcia, somos de la asociación local de teatro, La Teatrería; otros forman parte de la Banda de Música de Torralba, aunque también tenemos personas que aportan su granito de arena en la gestión cultural. En total, seremos unos 300 socios, creo que somos la mayor de la localidad, aunque tenemos miembros de Ciudad Real, de Almagro, Carrión, Daimiel, Manzanares; de Madrid… Es una asociación muy activa, son personas muy comprometidas culturalmente e implicadas de lleno en la asociación, proponiendo actividades, presentando libros, participando o dando ponencias… Todo por una cuota reducida de 10 euros al año.


P.- En concreto, ¿qué tipo de eventos organizáis?
R.-
Aunque nuestra razón de ser era el fomento de las artes escénicas, lo cierto es que hemos desarrollado actividades culturales de toda índole. En materia de teatro y teniendo en cuenta nuestras posibilidades económicas, cada otoño organizamos la Muestra de Teatro Aficionado, este año será la sexta edición. Apostamos por un teatro aficionado de calidad, traemos obras ganadoras de la Muestra Provincial de Teatro, alguna obra de teatro aficionado nacional premiada con un Max. Además, planificamos viajes culturales por toda España, con un mínimo de 50 personas por salida, para ver el mejor teatro, al Festival de Almagro, este año compramos 160 entradas; al Festival Iberoamericano, a Mérida, a Madrid, pero también a los pueblos de alrededor donde se genera muy buen teatro.


Además, siempre que nos lo piden, colaboramos con el Ayuntamiento en la programación del Festival de Teatro y Títeres. En este sentido, queremos felicitar al equipo de Gobierno por el gran acierto y nivel en las obras de esta duodécima edición.
Por su parte, la Asociación prepara este año de forma complementaria una mesa redonda titulada ‘Nuevos espacios para generar nuevos públicos’, moderada por Antonio Laguna, director artístico de La Teatrería. (Teresa) Somos de la opinión de que un festival de teatro que se precie debe contar con unas jornadas, el año que viene le daremos más empaque teniendo como objeto de análisis el teatro contemporáneo y las problemáticas actuales.


Por otro lado, el 18 de agosto está previsto un homenaje a Federico García Lorca en el 125 aniversario de su nacimiento. Y los días 26 y 27 de agosto se representará Pan Duro, de Jesús Asier Aparicio, a cargo de la compañía La Teatrería, estreno de la obra ganadora del I Certamen de Dramaturgia sobre el Mundo Rural, y cuya segunda edición haremos en otoño. Cualquier cosa que organizamos siempre va avalada por La Teatrería.


Aparte de teatro, cada mes durante el primer semestre, organizamos unos encuentros literarios. En los últimos dos años, bajo el título ‘La España Posible’ hemos abordado el despoblamiento rural y el cambio climático. Este año vinieron intelectuales de la talla de Miguel Delibes hijo, Gonzalo Giner con su obra Bruma Verde; o Irene Baños y su libro Ecoansias, pero también han participado el escritor Julio Llamazares, Antonio Basanta, Denis Escudero, guionista de ‘Aquí la Tierra’; o Manolo H.H., de ‘La España rural’ de RNE. Con todo esto, queremos demostrar cómo la cultura puede ser un revulsivo económico y social de los pueblos, un motor de desarrollo y un intercambio de experiencias.


P.- Ambición no os falta pero, siendo asociación ¿cómo financiáis todo esto?
R.-
Hemos descubierto una vía de financiación del Ministerio de Cultura, ‘Lectura infinita’, que sufraga los medios técnicos en las actividades relacionadas con el fomento de la lectura, bien sean presentaciones de libros (tenemos lista de espera en este sentido), jornadas de historia, etc.


Asimismo, tenemos un gran apoyo de la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava. En 2017 hicimos un ambicioso programa para visibilizar la problemática del refugiado, con tres montajes teatrales, exposiciones y conferencias en 5 localidades de la comarca. Quiero mencionar la gran mesa redonda con expertos como Nico Castellano, Jesús Núñez Villaverde, y ONGs como Payasos Sin Fronteras o Acnur. Una de las obras teatrales la llevamos a los institutos, Me llamo Suleimán. También nos subvencionó el I Certamen de Dramaturgia sobre el Mundo Rural ‘Campo de Calatrava’ en 2021, algo hasta entonces inexistente en España, con la edición de las tres primeras obras ganadoras financiada por ‘Lectura Infinita’. Se presentaron 64 dramaturgias de grandes autores de España, Europa y Sudamérica. Muchos escritores nos han felicitado por esta iniciativa. A la entrega de premios vino Ángel Corpa, fundador de Jarcha, y Pepa Pedroche, que hizo de Régula en Los Santos Inocentes, de Delibes; fue precioso.
Especialmente, tenemos que agradecer la cesión de espacios y medios técnicos por parte del Ayuntamiento de Torralba, y alguna subvención. Por otro lado, la Diputación nos ha dado una ayuda nominativa para la gran exposición de Gloria Fuertes en febrero de 2023. También estamos pendientes por primera vez de una subvención de la Junta.


P.- ¿Qué otros actos organizáis?
R.-
Estamos preparando una exposición sobre distintos espacios escénicos que se exhibirá durante el Festival. En 2020, con motivo del décimo aniversario del Patio de Comedias, montamos una exposición conmemorativa con fotografías de las diferentes obras que han pasado por este espacio y vestuario cedidos por diferentes compañías y centros dramáticos como el de Sevilla. El artista Pedro Castrortega también expuso aquí en Torralba e hicimos un certamen fotográfico y exposición en el 10º aniversario del Abrazo de Calatrava al que asistió el propio Castrortega, su autor, y Javier de Juan, entre otros artistas plásticos de reconocido prestigio. Por otro lado, también fomentamos la cultura en los niños con la sección ‘Peque Patio’.


P.- ¿Hacia dónde camina la Asociación de Amigos del Patio de Comedias?
R.-
Queremos consolidar y dar más repercusión a los encuentros literarios y al Certamen de Dramaturgia sobre el mundo rural; nos gustaría poder colaborar con la universidad, abrir una línea de investigación del movimiento cultural, ya con ‘La España Posible’ hemos hecho algún estudio que se ha trasladado a la UCLM, a la Diputación, con el fin de que nuestras actividades vayan un poco más allá, que tengan algún cometido específico.


(Teresa) Quiero subrayar la importancia de las asociaciones culturales en la dinamización de los pueblos. No sé si lo ha dicho Eduardo Vasco o Lorenzo Caprile, la necesidad de distinguir entre cultura de entretenimiento y cultura en mayúsculas. Ésta última es la que hacemos los Amigos del Patio y merece un apoyo firme por parte de las instituciones. Ya no sólo llevamos la cultura de primer nivel a la puerta de los municipios, sino que ayudamos a socializar y a poner en valor a las gentes del medio rural, con grupos como La Teatrería, que tiene miembros desde los 3 hasta los 90 años.

Texto y fotos: Oliva Carretero Ruiz